Música On/Off  Lee la letra
 

Pecados Capitales y las Virtudes para vencerlos

Los pecados o vicios capitales son aquellos a los que la naturaleza humana caída está principalmente inclinada. Es por eso muy importante para todo el que desee avanzar en la santidad aprender a detectar estas tendencias en su propio corazón y examinarse sobre estos pecados. Los vicios pueden ser catalogados según las virtudes a que se oponen, o también pueden ser referidos a los pecados capitales que la experiencia cristiana ha distinguido siguiendo a san Juan Casiano y a san Gregorio Magno (mor. 31, 45). Son llamados capitales porque generan otros pecados, otros vicios. Son la soberbia, la avaricia, la envidia, la ira, la lujuria, la gula, la pereza.

El término "capital" no se refiere a la magnitud del pecado sino a que da origen a muchos otros pecados. De acuerdo a Santo Tomás (II-II:153:4) “un vicio capital es aquel que tiene un fin excesivamente deseable de manera tal que en su deseo, un hombre comete muchos pecados todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal”. Lo que se desea o se rechaza en los pecados capitales puede ser material o espiritual, real o imaginario y todos tenemos una tendencia hacia los pecados capitales.

A continuación les ofrecemos los pecados capitales con su significado y las virtudes de cada uno de ellos para vencerles.

Pecados Capitales

Virtudes para vencerlos

1. Soberbia. Ante el deseo de alto honor y gloria

Humildad: Reconocer que de nosotros mismos solo tenemos la nada y el pecado.

2. Avaricia. Ante el deseo de acaparar riquezas

Generosidad: Dar con gusto de lo propio a los pobres y los que necesiten.

3. Lujúria. Ante el apetito sexual 

Castidad: Logra el dominio de los apetitos sensuales.

4. Ira. Ante un daño o dificultad.

Paciencia. Sufrir con paz y serenidad todas las adversidades.

5. Gula. Ante la comida y la bebida.

Templanza. Moderación en la comida y la bebida.

6. Envidia. Resiente las cualidades, bienes o logros de otro porque reducen nuestra auto-estima.

Caridad. Desear y hacer siempre el bien al prójimo.

7. Pereza. Desgano por obrar en el trabajo o por responder a los bienes espirituales.

Diligencia. Prontitud de ánimo para obrar el bien.